Las peores radiografías que he visto en mi vida

Soy residente en un hospital de la Ciudad de México, por lo que me ha tocado ver algunos casos sorprendentes, pero lo que más me dejó impactada son algunas radiografías que me mostró uno de los médicos que dirigen el área de urgencias, donde querían mandarme. Esto lo hizo para que me preparara mentalmente para  lo que podría llegar en las ambulancias. Me contó que han llegado pacientes que parecen estar bien, pero tienen un dolor intenso, entonces cuando les hacen unos rayos x de tórax les sorprende lo que es. Otras veces llegan personas mutiladas, con artículos incrustados en el cuerpo o ensangrentadas en extremo.  Así que comencé a ver las radiografías y vaya impresión que me llevé. Les voy a contar sólo algunas que vi y parte de sus historias que me compartió el médico en jefe.

Una de las que vi y no sabía si llorar o reír o llorar fue la de un hombre que tenía un plátano atorado en su intestino, el cual estaba a punto de salir pero se quedó atorado. En la radiografía se podía ver la forma de la banana en su intestino, cerca del recto, por lo que los médicos empezaron a especular la forma en que se introdujo esta fruta. El paciente les dijo que estaba haciendo un experimento y se tragó, por la boca, el plátano, con todo y cáscara, sin masticarlo, sólo tragándolo. Los doctores se quedaron sorprendidos, pues no creían que el plátano hubiera hecho todo el recorrido sin desintegrarse, porque además debería habérsele atorado en la garganta. Al final tuvieron que hacerle un lavado y la fruta salió, completa, con todo y cáscara y residuos de su cuerpo. Los médicos aún piensan que el joven lo ingresó por su colon y se le fue la mano, por lo que ya no pudo expulsarlo.

Un niño amante de Godzilla llegó a la sala de urgencias con un fuerte dolor de abdomen. Los internos lo revisaron pero no lograban encontrar lo que estaba mal en él, así que llamaron a uno de los médicos pediátricos, quien les recomendó llevarlo a rayos x para verificar que los órganos de su abdomen estuvieran bien. Para sorpresa, al parecer el pequeño estaba jugando a ser Godzilla y vio a sus juguetes como personas que se podía devorar, por lo que tenía piezas de lego flotando en su estómago. Tuvieron que darle unos medicamentos para que fuera al baño y ver si así salían los juguetes. Y así fue. El niño confesó que se los tragó por error, que sólo se los había metido en la boca pero no se dio cuenta cuando tragó saliva y los juguetes se fueron hacia su garganta. Lo bueno es que eran muy pequeños, de lo contrario pudieron habérsele atorado en la garganta y provocado una asfixia casi inmediata.

La peor de todas fue la de la cabeza de un adolescente. Si en radiografía me causó una impresión tremenda, haberlo visto en vivo y a todo color me hubiera provocado un paro cardíaco. En la radiografía se podía ver el cráneo del chico con un objeto incrustado en la cuenca del ojo. ¡Era una pluma! Al parecer un compañero lo atacó salvajemente y le enterró la punta de la pluma en el ojo, destrozándole el globo ocular.

La temporada de gripe ya se considera un factor de epidemia

Las pruebas de laboratorio médico de referencia para un obtener un buen diagnóstico son una importante línea de defensa para detectar posibles brotes de la enfermedad y evitar así llegar a una epidemia.

Cuando llega el frío y con ello la temporada de gripe, para muchas personas les resulta terriblemente aterrador encontrarse en espacios cerrados a medida que el número de casos de gripe estacional llegan en algunos casos a alcanzar niveles epidémicos.

Si bien esto no es algo que llegue a suceder todos los años, sí se está observando un incremento en este sentido.

Por ejemplo, en países como los Estados Unidos ahora consideran a la influenza como una epidemia.

Y en México hemos llegado a sentir sus estragos a nivel salud y económico.

Recuerdo que estando en pleno mes de abril durante la época de Semana Santa hace ya algunos años, se declaró a mi ciudad en estado de alerta por un brote de influenza.

Fueron unas semanas difíciles debido a que la gente sintió mucho miedo a enfermarse y, al ser una ciudad turística en donde resido, la afluencia de turistas bajó drásticamente afectando por otro lado la economía del lugar.

Por lo tanto, al no haber turistas, no se reactivó la economía de la ciudad como se esperaba y durante los meses siguientes al problema vivimos en general una situación compleja todos los sectores de la ciudad.

Así es como un brote epidemiológico puede desbalancear una ciudad, un estado o un país.

En términos específicos, vemos que para varios países, el mes de Febrero tiende a ser la temporada pico de gripe, por lo que los hospitales y los centros de salud llegan a ver un aumento continuo en el número en el corto plazo.

En países como Estados Unidos por ejemplo, la situación en el 2017 fue un tanto alarmante por lo que esperamos que en este 2018 se pueda contar con una mejor respuesta por parte de los ciudadanos de ese país como en México para protegerse del frío y por ende del virus.

Quizás el virus más preocupante que ha llegado a números alarmantes como para mencionarlo como una epidemia ha resultado ser la influenza.

Scipio Africanus

La historia esta llena de episodios épicos cuyo eco llega hasta nuestros días, episodios épicos que fueron formados con sangre y sacrificio que frecuentemente se opacan con la sombra del tamaño de la hazaña. En lo personal, pienso que soy un gran admirador de estas hazañas aunque muchas veces he conocido a muchas personas quienes me dicen que el estudio de estas historias es una pérdida de tiempo: de hecho si lo son, si es que lo vez así ya que esto significa una visión corta y vacía. En mi punto de vista – y en el de muchos mas- se puede aprender muchísimo de estas hazañas épicas y aquello que se aprende se puede emplear y aplicar en nuestra propia vida ya que antes de que sucediera la hazaña siempre había un gran problema que resolver y si hay algo que los seres humanos tendremos en común en la vida es el hecho que todos tendremos problemas : la única diferencia es como los resolvemos.

Una de las grandes hazañas de las que hablo son las de el gran general romano Scipio Africanus el hombre responsable de derrotar a las fuerzas imparables de Aníbal cuyas fuerzas cartaginesas estaban decimando preocupantemente al imperio Romano, al grado que llego un punto donde controlaba –Aníbal – la mayor parte del sur de Italia lo que representaba el primero de una gran serie de problemas para la ciudad de la luz. La razón por la cual esto era un gran problema se debe a que al controlar el sur de la península itálica significaba que – debido a que también controlaban Cartago en el norte de África –  controlaban el mar Mediterráneo, su tráfico y su comercio, lo que representaba una enorme ganancia para ellos y una gran perdida para Roma.

El segundo gran problema que esto representaba era que debido a que la inflada economía de Aníbal -debido a su posición estratégica – podía siempre remplazar a sus muertos con tropas nuevas y eventualmente desbalancear la balanza de números y recursos para un eventual ataque a Roma: Aníbal tenia que ser derrotado.  Sin embargo, esto es algo que los Romanos no habían podido lograr en 16 años. Hasta  que llego Scipio.  Este general Romano vio el problema como realmente lo era desde su raíz y sabia que lo primero que se tendría que hacer era sacar a Aníbal de Italia.

Sin embargo, el problema era que aunque se reunieran las fuerzas más grandes del imperio, Aníbal tenia superioridad en números por lo que Scibio entendió que había de pegar en un punto indirecto más débil, un punto en el que doliera y forzara la atención de todas las fuerzas del enemigo y acabarlos ahí. Por esta razón Scibio ataco a Cartago y a sus proximidades ya que las fuerzas principales de Anibal estaban en Italia.  Este ataque logro su objetivo ya que forzó a Anibal a abandonar Italia e ir a defender su tierra natal donde fue cabalmente derrotado.

Desde ahí se Scipio se convirtió en Scibio Africanus quien derroto la gran maquinaria de Aníbal empezando por sus varillas.

Conocí el Cementerio de los Libros Olvidados

Hace algunos años encontré el primer libro de una saga que me cambiaría la vida para siempre. El Cementerio de los Libros Olvidados es una serie de cuatro libros que me motivaron dejar la empresa donde me dedicaba a realizar diseños especializados en plotter de corte para convertirme en escritor. La Sombra del Viento fue la primera entrega y fue donde conocí lugares extraordinarios de una vieja Barcelona, personajes entrañables e historias que me marcaron de por vida. Pero lo que hoy quiero contarles es que en un lugar de México, el cual no puedo revelar, existe una especie de Cementerio de los Libros Olvidados. No tan grande como lo describe Ruíz Zafón en sus libros, pero en esencia es similar.

Durante uno de mis viajes por la República para promocionar mi primera novela, una chica de unos 20 años se acercó a mí para felicitarme por el libro y para decirme que ella conocía un lugar como el que describen en La Sombra del Viento. Al parecer conocía mi fanatismo por la saga del escritor español, la cual ella compartía. Le pedí que fuera tan amable de llevarme y aceptó, sólo con la condición de que jamás revelara la ubicación de ésta, hasta que conociera a alguna persona que fuera diga de entrar a dicho lugar. Quedamos de vernos al día siguiente en un punto medio, así que le avisé a mi representante que me tomaría un descanso, a solas. Me encontré con la joven frente a una librería de la ciudad y tomamos un taxi. El trayecto duró unos 45 minutos, al bajarnos de la unidad nos dirigimos hacía una especie de parque, que más hacia el fondo se fue convirtiendo en un bosque. Bajamos por una colina y a lo lejos avisté una puerta de madera. La chica tocó tres veces de forma pausada hasta que un señor nos abrió. “Buscamos un nuevo amigo”, dijo la chica. “Adelante. ¿Ya sabe las reglas?”, preguntó el hombre. La joven asintió y al entrar quedé sorprendido.

Era un lugar que por afuera parecía chico pero por dentro era una gran biblioteca, aunque más pequeña de como imagino el lugar que creo Carlos Ruíz Zafón en su saga. Había libros de los cuales jamás había escuchado, además de que no sólo en nuestro idioma, también en francés, inglés, latín y alemán. Yo revisaba todos y cada uno de los lomos que veía, los acariciaba mientras recorría los pasillos. “Toma el que quieras. Después de leerlo debes regresarlo o si quieres quedártelo debes traer dos libros”, me dijo. Había tanto de donde escoger que creí que me sería imposible decidirme por uno. Pero como si fuera el destino, la luz de una lampara estaba dirigida hacia una esquina donde sobresalía el lomo de un libro que se llamaba ‘La Sombra’ y a su lado otro llamado ‘Viento’. Juntos formaban algo parecido a La Sombra del Viento. Tomé el de viento y así culminó mi visita a una especie de Cementerio de los Libros Olvidados, pero en México.

¿Cómo saber cuando estás listo para irte a un coworking?

Los coworking space son lugares que han tomado mucha relevancia en nuestros tiempos, ya que favorecen el crecimiento profesional de los emprendedores que comienzan con pequeñas o medianas empresas y con start-ups; además de que significan un apoyo económico, pues no tienen que pagar altas rentas para estar en una oficina grande y todos los servicios que esta conlleva, los cuales generalmente ya vienen incluidos en el contrato que firmas en un coworking. Por eso hoy quiero decirte algunos aspectos que te ayudarán a saber si estás listo para mudarte de tu casa-oficina e irte a un coworking space. Espero te sirvan estos sencillos consejos.

Lo primero es que tu trabajo como freelance o tu empresa ya estén obteniendo ganancias, pues debes ser consciente que deberás pagar una renta mensual por el lugar, por lo que si aún no tienes clientes, ni siquiera prospectos, tus números podrían volverse color rojos, lo que significan pérdidas. Si tienes prospectos que son casi seguros que se conviertan en tus clientes y tienes un dinero ahorrado para pagar un par de meses de renta, quizá puedas arriesgarte a irte a un coworking, pero trata de no firmar contratos largos, sólo por el tiempo que seas capaz de pagar con tus ahorros, si todo marcha bien y ya conseguiste clientes a corto o mediano plazo, posiblemente ya puedas ampliar tu contrato y rentar por mucho más tiempo.

Siguiendo con el tema de lo clientes, si ya tienes algunos, posiblemente sean ellos quienes deseen juntas contigo para saber cómo va el proyecto. Quizá sólo quieran hacer videoconferencias o llamadas telefónicas, otros te invitarán a sus oficinas para ir a la sala de juntas y les expongas los resultados, pero hay clientes que piden ir a tus instalaciones, por lo que no querrás llevarlos a tu casa, donde tu cuarto ha sido tu oficina por mucho tiempo. Esa es una señal de que estás listo para cambiarte y dejar de hacer home office. ¡Visita un coworking!

Si trabajar desde casa te ha sido útil para conseguir clientes y cumplir con sus requerimientos, está bien que quieras seguir así, pero llegará un momento en el que te sientas estancado, que no creces. Posiblemente te hagan falta contactos de otras disciplinas o de otras personas que realicen el mismo trabajo que tú. En un coworking encontrarás profesionales de distintas áreas con los que podrás compartir ideas y conocimientos, así estarás enseñando un poco de lo que haces y al mismo tiempo aprendiendo nuevas técnicas o consiguiendo un nuevo enfoque de lo que haces, lo que te facilitará que dejes de estar estancado. Además, existe la posibilidad de que encuentres alguna persona que te interese lo que hace y decidas aliarte, por lo que nunca sabes si encontrarás en uno de estos lugares al socio ideal para ti.

Siempre es bueno arriesgarse, y más cuando estás empezando tu propia empresa, la cual necesitara de su propio espacio, de contactos y un lugar en el que puedas desarrollarte alejado delas comodidades de tu hogar.