Netflix nos sigue sorprendiendo cada vez más, ya lo ha hecho con otras de sus obras originales como Death Note, Narcos, entre otras series y películas, tanto en Live Action como animación. En esta ocasión nos regaló ‘Big Mouth’, una serie protagonizada por adolescentes y dirigida para un público un poco mayor, en la que los temas de la adolescencia, las groserías y el humor negro y sexual son el platillo fuerte.

Recuerdo que un fin de semana me encontraba aburrido y sin nada que hacer, sólo me recosté en los pisos laminados de mi cuarto, me recargué en una almohada y paseaba por las opciones de Netflix, hasta que me topé con este título, el cual llamó mi atención por los dibujos y decidí darle una oportunidad. La serie trata sobre los cambios por los que atraviesan todos los adolescentes, que van desde lo sexual hasta lo social. Los personajes principales son un par de amigos llamados Nick Birch y Andrew Glouberman, quienes tendrán aventuras que nos harán recordar nuestras vivencias de jóvenes. Los dos personajes son representaciones graciosas de los autores de la serie, por lo que no nos sorprendería que los episodios estén inspirados en sus vidas, obviamente las experiencias son más exageradas y surrealistas.

A lo largo de los capítulos con duración de 20 minutos aproximadamente veremos lo que sucede en el cuerpo y la mente de estos jóvenes y sus amigos, quienes estarán acompañados por monstruos de las hormonas, los cuales juegan un papel muy importante y son dueños de frases y momentos hilarantes. Abarcan temas desde la eyaculación, el primer beso, la menstruación, la orientación sexual y los constantes cambios de humor. Cada uno de los capítulos te sacará alguna risa, ya sea por los excelentes diálogos, las imágenes soeces o porque te recordarán a que en su momento también lo hiciste. Quizá la serie te haga sentir que ya han pasado muchos años desde que viviste esa etapa de tu vida, pero recordar es volver a vivir.

El problema de esta producción es que no es apta para todo público, ya que contiene un lenguaje vulgar, con chistes muy negros e imágenes explícitas de los miembros sexuales de hombres y mujeres, así como otras referencias dentro de la forma de los personajes. Pero si eres capaz de soportarlo podrás darte cuenta que muchos de los capítulos contienen moralejas o te harán entender más la mentalidad de los jovencitos. Lo que hacen, por qué lo hacen, qué los motiva, etc.

Big Mouth es una excelente opción para pasar el rato, reír a carcajadas, recordar tu adolescencia y disfrutar de un buen humor negro. Cada capítulo es muy fácil de ver, digerible y los 10 episodios con los que cuenta esta primera temporada se te pasarán como agua. Además un punto fuerte es el soundtrack, una joya que contiene increíbles temas que son adaptados a lo que está pasando en la vida de los personajes, querrás escuchar las rolas originales y también disfrutarás de las adaptaciones.